Archive for agosto, 2009

Hace dos años, soñábamos con poner una cantina..
Hoy, mediodía de nostalgia italiana con Adriano Mori

Leave a comment »

il Ballo del Mattone Trattoria

blog1

La palabra “trattoria” viene de tratar al comensal. Antiguamente era un viajero que llegaba en carromato, se apeaba, recibía un vaso con agua… Había lugares netamente familiares. Era abrir la casa de uno, recibir a los visitantes; y ese formato se fue transformando para ser luego lo que es hoy un restaurante. La trattorìa era el lugar en donde la persona paraba para reponerse.
“il Ballo funciona desde septiembre de 2007. Nació como un sueño, como un canal para poder transmitir la mayor cantidad de paz, de amor y de comprensión, para que la humanidad pueda encontrar la manera de disfrutar la vida a cada instante. Fue una migración de distintos restaurantes italianos que iban cerrando por la crisis y muchos de sus integrantes eran miembros de mi familia. En ese momento nos juntamos, alquilamos un lugar pequeño y lo que comenzó con cuatro mesas se multiplicó.

Ambientamos un taller mecánico en forma de trattorìa y en este mismo lugar se gestó un centro cultural. La gente practica yoga por la mañana, tango por la noche, italiano por las tardes; hay un taller de elaboración de pan especialmente para los chicos, es una forma de proponer cosas distintas. Desde un principio apuntamos a la familia, al barrio y a las relaciones humanas. También con profesionalismo pero lo hicimos un poco más innovador, más distendido, no tan formal, no tan protocolar y el restaurante se transformó en algo particular.

En el día, espontáneamente sobre la compra, decidimos qué es lo más rico en cuanto a la temporada o qué es lo que tendríamos ganas de comer en nuestras casas y preparamos 6 o 7 de nuestras antiguas recetas tradicionales. La pasta casera, sorrentinos, fusillis al fierrito, cappellettis, ravioles, toda la masa, los rellenos y el pan se hacen acá diariamente. Se le puede preguntar al cocinero cuál es el plato más rico del día y se los va a preparar con más o menos pimienta o sal, de acuerdo con el gusto del cliente. Los italianos estamos convencidos, más allá de que no soy italiano sino de ascendencia italiana, que la buena vida está ligada a una mesa y al momento de comer, de reunirse con la familia, con los afectos. Es el momento sublime del día”

Adrian Francolini

Comments (3) »